Método Martingale

El Método de Martingala ya existe desde hace varios años. Empezó en todos los casinos donde había ruleta y en los últimos años los jugadores de apuestas deportivas lo han adaptado para jugar ellos a la hora de realizar apuestas en los deportes.

El comienzo del Método Martingala

Empezó cuando los casinos se pusieron de moda e introdujeron la ruleta en ellos. ¿Cuáles son las formas de juego más básicas de la ruleta?

  • Color: Apostar a rojo o negro
  • Par/Impar
  • Pasa/Falta

Por ejemplo, apostemos a color, color rojo, si no sale vamos a seguir apostando y doblando la cantidad apostada inicial hasta que salga nuestro color de esta forma recuperaremos las perdidas. Cuando salga el color rojo volveremos a apostar la cantidad inicial.

Esto demuestra que siempre saldrán todas las probabilidades, y que si eres persistente podrás doblar el dinero apostado.

Método Martingala en las apuestas deportivas

Pongamos un ejemplo para verlo. En la temporada 2013/2014, a falta de siete jornadas para que se complete el final de la temporada que consta de 27 partidos nos encontramos las siguientes estadísticas de resultados.

  • Saracens actual líder de la temporada actual a ganado 18 partidos de 20 partidos jugados hasta el momento.
  • Northampton Saints segundo en la temporada actual a ganado 15 de 20 partidos jugados hasta el momento.

Esto nos viene a decir, si nosotros nos fijamos en la parte inferior de la tabla, el último equipo a ganado 1 de 20 partidos jugados hasta el momento. Lo que debemos hacer es seguir doblando la cantidad inicial apostada hasta que surja la victoria, porque no siempre estará perdiendo. Cuando ganemos la apuesta volvemos a volver a jugar con la cantidad que empezamos al principio del torneo apostando.

Martingala para todos los deportes

El Método de Martingala se puede aplicar perfectamente para apostar en todos los deportes y en las casas de apuestas que nos podamos encontrar por la calle o en línea.

Conclusión

Estadísticamente es improbable que un equipo gane todos los partidos, no siempre se puede conseguir la victoria, el favorito de la competición tiene que no ganar al menos un encuentro por muy fuerte que esté por lo que deberemos ir doblando la apuesta hasta que acertemos. Utilizar la doble chance para apostar siempre contra la victoria de un equipo es una buena opción para el método martingala.